EDUCACIÓN

Padre Roberto, misionero Scalabriniano asignado en 1986 como director del Centro de Migraciones de Cúcuta, decidió fortalecer su ministerio pastoral optando por un intenso compromiso educativo. 

En el 1988 se dio inició a la construcción de una escuela pre escolar, en apoyo a las madres que no sabían con quien dejar sus niños a la hora de salir a rebuscar un trabajo. Este seriá más tarde el Liceo Scalabrini.

Al mismo tiempo construyó otra aula donde la señora Martha Rodriguez empezó a reunir niños dando origen a la Escuela Camilo Daza.

Preocupado por el alto número de población no escolarizada y por el aumento de los alumnos en las aulas, tras  gestiones con la Junta de Acción Comunal de la época, P. Maestrelli adquirió los terrenos del actual colegio Cristo Rey. 

Familias enteras invadían los terrenos conjuntos al aeropuerto, dando inicio a los barrios Caño Limón y Simón Bolívar. La fama del cura italiano que hacia escuelas llegó a otros oídos y lo buscaron para pedir apoyo. Era 1995 y el profesor Álvaro ya venía trabajando en un provisional salón utilizando piedras como pupitres. Dicha labor motivó al Padre Roberto y a Gabriela Parussini, aquella mujer laica de Argentina, para desde entonces coordinar el nuevo reto. La Srta. Ofelia preparó a algunos jóvenes bachilleres del Cristo Rey, para que iniciaran labores docentes en la nueva sede: Colegio San Andrés. 

En el año 1998 y en el 2000 nació el Colegio San Andrés 2° etapa en El Barrio Simón Bolívar y San Andrés 3° etapa, para proseguir con las clases de Bachillerato.

El final de la década del 1990 representa un periodo de alto flujo de desplazados. Preocupados por este incremento y por las absurdas consecuencias de las invasiones desordenadas, al Padre Francesco, el nuevo director, quedó la responsabilidad de realizar el proyecto del Barrio Juan Bautista Scalabrini.

El nuevo Colegio Scalabrini fue construido a finales del año 2000.

POBLACIÓN OBJETIVO

La distribución de los estudiantes en las distintas sedes en el año 2019 es la siguiente: